No abandones a tu gato

No abandones a tu gato
¿Sabes cuál es la media de tiempo que un gato casero aguanta en la calle? 6 meses. Debe quedarte muy claro, fuera las excusas: Si eres una buena persona, no abandones a tu gato.
Hoy nos gustaria hablar de porqué es una crueldad abandonar a tu gato en la calle. No hablaremos de estadísticas, sino de experiencias con gatos caseros abandonados. Nos gustaria desmentir mitos y contar lo que un gato, al que llamaremos Bob, se encuentra en la calle: Los peligros tanto humanos como gatunos.

Mito número 1: “Lo he abandonado, pero donde está hay mas gatos, seguro que esta bien”

¡Error! Las colonias de gatos, igual que el resto de felinos, tienen unas jerarquias, así que antes de asegurar que el gato va a estar bien con sus “amiguitos”, tendríamos que saber, por ejemplo, si la colonia está bien abastecida (ya que la colonia admite tantos miembros como recursos haya a su disposición), ya que si han determinado que los recursos son para 7 gatos por ejemplo, a nuestro Bob, simplemente, no lo dejaran comer ni beber.

La importancia del “Poder”

Es otro aspecto a tener en cuenta, los gatos se manejan basicamente con el lenguaje corporal. Ese lenguaje solo lo pueden aprender viviendo entre gatos silvestres desde pequeños, por ejemplo, si un macho dominante te fija la mirada. Desviar la mirada es un signo de debilidad que corregirá atacando a nuestro Bob. Y no digamos si en su momento nos pareció una idea genial amputar las uñas a Bob, lo habremos condenado, no podrá saltar, no podrá defenderse y pisando en suelo sus almohadillas se romperan con facilidad, impidiéndole andar… y así, un largo y doloroso etcétera.
gatos callejeros
Por ahora tenemos a Bob, sin acceso a la comida y agua, y vapuleado por sus congéneres por no saber las “reglas de cortesía”, sin poder apenas andar por no tener uñas y nos queda un peligro más: El humano.

El peligro humano

No sabemos si nuestro amigo Bob va a dar con un niño que le tire piedras, con un vecino molesto que lo envenene, con un psicópata que lo cuelgue de un árbol, con alguien que lo use para entrenar a sus perros… No sabemos si alguien lo va a asustar y va a acabar enmedio de una carretera.
También podría dar con un “ángel”, con una buena persona y en esa hipótesis se escuda mucha gente cuando abandona pensando: “Seguro que lo encuentra alguien que lo cuide“. Es una posibilidad entre muchas, pero antes habrá tenido que superar muchos obstáculos.

Más errores: “Lo llevo a una protectora, ahí seguro que lo cuidan”

Muchos matices en esta afirmación. En primer lugar habrá que ver qué tipo de protectora es, ya que no todas las protectoras tienen los mismos recursos y aun teniéndolos, no siempre se utilizan para favorecer a los animales que acogen.
La mayoría de albergues están sobre saturados y tienen largas listas de espera. Por desgracia hay muchos a los que ayudar. Además, nuestro gato se expones a virus y bacterias con las que igual no ha tenido contacto antes y se contagie con facilidad. Si quieres abandonar a tu gato “Bob”, lo más probable es que tampoco te hayas molestado en vacunarle y desparasitarle adecuadamente, por lo que es posible que alguna enfermedad resulte mortal para Bob.

No abandones a tu gato: No es tu mascota, es tu familia.

Lo dejarás en un lugar extraño, sin abrigo, sin comida, pasando frío… Muchos gatos ni siquiera se mueven de donde los dejan, simplemente se dejan morir, ya que no saben sobrevivvir en ese entorno hostil. Hace un momento tenían un cuenco de pienso, agua, un sitio abrigado donde estar y cariño… Y ahora se encuentran solos, en la oscuridad. No morirá de pena… La pena es el último motivo por el que mueren los gatos caseros abandonados. Sé buena persona y hazte responsable, tener un gato no es algo “temporal” ni es un juguete.
¿Qué opinas? Déjanos tus comentarios ¡Muchas gracias!

3 Comments

  1. Extraordinario trabajo de concienciación

    Reply
  2. Absolutamente cierto. Los gatos caseros abandonados no tienen perspectiva de vida.
    Comparto.

    Reply
  3. Muy buena entrada. La gente tiene que ser consciente de qué puede ocurrir si se le ocurre la “brillante” idea de dejar a su animal en la calle. Infinidad de peligros lo acechan. Por cierto, yo si que pensaba que los gatos morían de pena :(

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *